Presentarán libro con los ejes del nuevo “relato” del centro, en el que escriben desde el ex ministro hasta figuras como María de los Ángeles Fernández-Ramil, Sergio Muñoz o Carlos Portales.

 
Ser el Cieplan de los 90, “pero actualizado y mirando hacia el 2020″. Esa es la idea del centro de pensamientos ligado a Andrés Velasco, Plural. Si bien ya han realizado encuentros y actividades, y elaborado diversos informes, este 8 de junio será su “estreno en sociedad” político, al presentar su libro más ideológico, que irá acompañado de una estrategia de defensa de sus definiciones.

Ese día lanzarán “Diálogos desde el centro”, un texto en el que participaron nueve actores de distintas áreas, para comenzar a dar forma a un “centro ideológico, que tenga planteamientos propios, que no sea la mitad entre los dos conglomerados o, como se entendió por mucho tiempo, el lugar donde se encuentran los opuestos para llegar a un consenso o a un acuerdo. Eso no nos representa”, explica Sebastián Sichel, presidente ejecutivo de la entidad.

Para el texto -que será presentado por Camilo Escalona, Andrés Chadwick y Andrés Velasco- convocaron a diversas voces que comparten esto de “centro con contenido”.

Así, sobre “las bases del centro político” escriben Daniel Brieba, Robert Funk y Sergio Muñoz. El debate constitucional es abordado por Sichel, Eugenio Evans y Enzo Napoli. El ex candidato presidencial desarrolla en su capítulo aspectos del crecimiento económico, María de los Ángeles Fernández-Ramil (ex directora de Chile 21) escribe sobre igualdad de género y Carlos Portales (ex director editorial de Proyectamérica) acerca de reformas al mundo del trabajo.

Un centro “con apellido”

Si bien este grupo se encuentra muy cerca de las posturas de personas como René Cortázar, José Pablo Arellano o José Joaquín Brunner -que en sus diagnósticos tienen una mirada critica a la Nueva Mayoría y una cierta añoranza por lo que fue la Concertación-, sienten que, de cierta forma, se quedaron en el recuerdo de lo que se hizo en los gobiernos anteriores del sector. “La idea es, ahora, dar el paso hacia algo distinto, con un relato propio”, apunta Sichel.

Y los grandes ejes que Plural defenderán son: una economía de mercado e impulso al emprendimiento; un Estado con rol regulador fuerte y eficiente, y que éste trate a todos como iguales. Este último punto incluye aspectos como el matrimonio homosexual.

En el think tank sostienen que hoy ni la derecha ni la izquierda cubren estas posturas; de hecho, ven esa dicotomía como superada, “puesto que la gente ya no sigue la lógica del Sí y el No”.

“Sentimos que somos una minoría electoral, pero una mayoría cultural”, subraya el presidente ejecutivo del centro de estudios. Y para dar el paso a lo netamente político, en las próximas elecciones pretenden apoyar a figuras que sean afines a su pensamiento desde políticos como Pepe Auth o Mariana Aylwin -si se presenta a una candidatura- hasta Lily Pérez, o potenciar a figuras de Ciudadanos (el partido de Velasco) como Juan José Santa Cruz. Todo ello acompañado de una candidatura presidencial del ex ministro que se posicionaría en 2017, pero con miras al período siguiente, en 2022.

Parte de esta “narrativa” de centro con contenido se puede leer en el capítulo “¿Hay espacio para un centro político en Chile?”, de Daniel Brieba. “El proyecto de centro ideológico que me hace sentido es un proyecto que podríamos llamar, gruesamente, liberal igualitario, pues creo que ofrece las herramientas conceptuales y discursivas para superar de manera más productiva las estériles oposiciones entre Estado y mercado que siguen plagando la discusión política nacional”.

Agrega que debiera darse una “combinación inteligente” entre libertad e igualdad. “Corresponde de cerca a los deseos de una gran mayoría de chilenos, que quiere a la vez derechos sociales y recompensa al esfuerzo individual, que no se opone a la meritocracia pero sí al privilegio, que busca el despliegue de sus proyectos de vida en diversidad sin por ello renunciar a la idea de vivir en una comunidad democrática de iguales”.

El presidente ejecutivo del centro de estudios, Sebastián Sichel, sostiene que “somos una minoría electoral, pero una mayoría cultural”. Aspecto que esperan cambiar en un plazo de 8 años.

Artículo de diario El Mercurio / domingo, 29 de mayo de 2016

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0